Was ist Flattr?
Untrans.eu

Rebusco


Leyendo esta mañana la versión digital de el País he aprendido una palabra nueva bastante triste que probablemente es difícil de traducir: el rebusco. Según informa el artículo se trata de una práctica ancestral bastante habitual en las zonas rurales más pobres de España que consiste en permitir a los jornaleros más necesitados y a los vecinos del terrateniente recoger las sobras de la cosecha, sobre todo de la vendimia y de la oliva. Los racimos más pequeños, las uvas que no se desprendieron con el primer vareo. No sé si esta práctica se da en otros lugares, por eso me parece que debe ser un concepto difícil de traducir. Y me parece triste porque el rebusco muestra por una parte las enormes e injustificadas diferencias económicas y sociales entre diferentes personas (latifundistas y muertos de hambre, para entendernos) y muestra también cómo una práctica antigua, asentada en el entorno social en el que se practicaba, aunque mostrase la injusticia imperante, hoy se está saliendo de madre por los que abusan de ella: Hay quien practica el rebusco a lo bestia, utilizando varas de metal para varear los olivos, hay quien entra a saco a por las sobras (que es lo que son, meras migajas de la cosecha) de forma organizada, lo que es un problema sobre todo cuando son cuadrillas de inmigrantes de países aún más pobres que las regiones más pobres de España, que ya decir, y hay quien se enriquece como intermediario (lean los comentarios de los lectores en la página enlazada si quieren hacerse una idea de a qué me refiero).

Concepto parecido: Mundraub (DE)

Kommentare

 
Am 12.12.2014 um 09:15 von Laila Neubert-Mader
A mi me ocurre \"Nachlese\", pero en el contexto de los jornaleros suena demasiado positivo.
antworten
untrans.eu
Am 12.12.2014 um 09:59 von Jordi
\"Nachlese"\ es lo que es, pero como bien dices, suena muy positivo, como un buen vino, y la realidad no es así. El rebusco es una forma de perpetuar la explotación de los jornaleros. La solución idónea, me parece, sería expropiar a los latifundistas, pero España no es así...
antworten

Kommentar hinzufügen